[Reseña] Crimen de Autor

22032gEsta vez Ediciones B nos aleja un poco de nuestro terreno habitual, para llevarnos a un lugar más oscuro con un thriller lleno de elementos de novela negra, la primera en edición en español de Crimen de Autor, una novela del estadounidense Greg Hurwitz, publicada originalmente a fines de la década pasada.

El relato nos pondrá en los zapatos de Drew Danner, un escritor de novela negra que es acusado y juzgado de asesinar a su ex novia. Atrapado con las manos ensangrentadas y sus huellas en el arma homicida, no logra recordar nada de aquella noche debido a un tumor cerebral, lo que le permitirá ser absuelto del crimen por demencia pasajera. Pese al resultado del juicio, su conciencia no lo dejará tranquilo ¿Asesinó realmente a su ex novia? Cuando otra mujer aparece asesinada en las mismas circunstancias, se convertirá nuevamente en el principal sospechoso, situación que lo llevará a dudar de todo ¿Realmente se está volviendo loco, o acaso alguien más está tratando de inculparlo?

La frustración y el intento por descubrir la verdad lo llevarán a enfrentar la situación de la única forma que sabe hacerlo: como si fuera una de sus historias. Este elemento es el que le da uno de los atractivos al relato, ya que lo que estamos leyendo es supuestamente lo que el propio Drew Danner está escribiendo para entender mejor su propia situación y guiar su investigación. Así, es una historia que se va escribiendo a medida que ocurren los sucesos, además en muchas ocasiones se hace referencia a que el escritor compartirá el manuscrito con sus confidentes para explicar lo que le ha ocurrido, configurándose además en una extraña forma de relato en primera persona autoreflexivo, ya que lo que leemos es lo mismo que estarían leyendo los personajes de la historia.

Esta forma del relato será la que le dé obviamente sus elementos de novela negra. El libro se adhiere fielmente a las convenciones del género, como las descripciones de la ciudad y sus habitantes llenas de metáforas agrias, pero sin caer en clichés excesivos, y cuando lo hace, el autor está plenamente consciente de ello y aprovechará la ocasión para insertar un poco de humor, riéndose un poco de sí mismo y del género.

Una de las cosas que se le puede criticar es que por momentos da la sensación de perder el ritmo. Luego de un primer tercio que atrapa, uno esperaría que la tensión vaya aumentando para llevarnos al desenlace final, sin embargo, esto no ocurre durante una amplia extensión, por lo que por mucho rato estaremos con la sensación de que el relato se queda en un plateau del que no saldrá hasta acercarse bastante al final. Otro de los puntos medianamente débiles es que varios de los personajes secundarios serán bastante estereotípicos.

En resumen, una historia que intriga y entretiene, y aunque no aporta grandes novedades al género, dejará satisfechos a los que gusten de este tipo de historias.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *