Un repaso a Innominatus

Queridos viajeros ucrónicos, este fin de semana estuvimos realizando una sesión del colectivo y hoy les dejamos la primera de las fotografías que podrán ir conociendo durante el primer semestre. Los invitamos a seguirnos también en Instagram http://www.instagram.com/ucronias donde estaremos subiendo fotografías distintas a las del fanpage, además de que allí estaremos reportando las aventuras más en vivo 🙂
La fotografía que les presentamos es de Innominatus, la historia de Emilia Lovelace, la menor del clan Lovelace. Vive en un mundo donde todo está ordenado y las libertades individuales han sido limitadas en pos de los beneficios de la comunidad. Cada uno de los integrantes de la sociedad tiene un rol que cumplir, el cual es designado a través de pruebas que establecen cuál es la mejor tarea que puedes desempeñar. Su hermana mayor, Amelia, ha sido designada para tareas de Gobierno y rápidamente ha ascendido a la cima de la Confederación de Los Andes.
Emilia, al igual que su madre, ha sido designada para cumplir labores de preservación del linaje de su familia. Emilia no puede conformarse con esta situación, especialmente debido a la influencia que su hermana como librepensadora ha tenido sobre ella, y debido a que es de las pocas personas que conoce la realidad del proyecto Kairós, que se encarga de “manejar” a los individuos que no se adaptan a la estructura social. Emilia entonces no solo desafiará a su Sociedad, sino que tendrá que darle la espalda a su propia familia y defender su libertad individual, aunque ello le pueda costar la vida.

Innominatus – Interludios

IMG_1827

El mundo perfecto. El sistema perfecto. Las reglas perfectas.Toda la responsabilidad sobre los hombros de una sola persona.
Cualquiera colapsaría bajo el peso; no ella. Toda su vida fue planeada y ejecutada a la perfección preparándola para la tarea. Y no sólo su vida, su linaje fue cuidadosamente seleccionado para obtener a la gobernante perfecta.
Y ahora, un factor se había salido de control ¿Pondría esto en peligro la integridad del sistema?
Desde luego ella no había sido simplemente preparada para gobernar un mundo ordenado, su fortaleza oculta era que tenía la libertad para salirse de los esquemas impuestos y poder responder a los imprevistos: ella sabría como finalmente transformar el problema en una oportunidad.

Innominatus – Interludio

img_9138 (1)

“Se había acostumbrado a vivir así, pero más allá de eso, había descubierto sus propias fortalezas. A menudo, los guardias la consideraban demasiado débil por ser mujer y en su “debilidad” estaba su fortaleza.
Era ágil y de mente rápida. Analizaba su entorno y sacaba provecho del espacio. Había aprendido a moverse fuera del mundo civilizado, a cuidarse y usar sus encantos de ser necesario. Esa era otra de sus defensas, su aspecto frágil e inocente, podía resultar de utilidad en momentos de aprietos.”

Sesión “Innominatus”

Este sábado siete de septiembre, realizamos una nueva sesión fotográfica para la historia “Innominatus” que viene cargada de acción.
Fue una sesión extensa y estamos muy contentos con los resultados. Hemos comenzado a editarlas para montar los nuevos números, pero mientras, les dejamos un pequeño adelanto y agradecemos a Camila, Zargont, Tobías y Nané por su colaboración:

Foto promocional de Innominatus:

1DM35567

Nané haciendo magia a Camila. ¡Muchas gracias por el maquillaje!:

1DM35550

Buenos Augurios…

camila1

El día de su nacimiento, todos supieron que estaba bendita. Al verla sus padres, provista de tanta belleza, supieron que estaba destinada a algo grande y no se equivocaron.
La primera vez que dio la prueba, sus resultados fueron irrefutables: daría luz a las futuras castas de gobernantes. Su familia estaba extasiada, o al menos, hasta donde el decoro lo permitía. Con este honor, la familia continuaría con una tradición de hombres y mujeres, quienes por sus habilidades, llevarían al mundo a lograr el orden y la paz que sus abuelos habían soñado.
Y aunque no existieran dudas de tal destino, ella siempre fue un poco rebelde. Su madre siempre la regañaba, pero su padre restaba importancia. Sin embargo, después de la segunda prueba todo el trato hacia ella cambió, las normas en su hogar comenzaron a ser más severas y ella se negaba a aceptarlas, pero en esta ocasión su padre no la apoyaba.
El día que su hermana fue nombrada la Ministra más joven en la historia del país, ella fue trasladada a un centro de señoritas donde sería reformada para cumplir con las labores que a ella le correspondían.