[Reseña] Un asesinato muy corriente

¿Han sentido alguna vez que un libro los llama? ¿Que de solo verlo sabes que “tienes” que leerlo?

En realidad desde que descubrí a P.D. (Phylis Dorothy) James su escritura aguda siempre me sorprende. Una de las grandes de la novela negra británica, que juguetea con los estilos y le guiña el ojo a otras grandes.

A 55 años de la publicación de su primera novela con su personaje estrella, el inspector Adam Dalgliesh, esta edición homenaje recoge cuatro cuentos no impresos antes. En ellos se aprecia su oficio y su manejo, más allá de la novela negra. Cada uno de ellos es una joya en sí mismo, los dos protagonizados por el inspector Dalgliesh muestran al joven Adam, más ingenuo –pero no menos agudo- que el introvertido y algo atormentado personaje adulto. En estos relatos breves, pareciera que James construyó a su personaje en todas las etapas de su vida. En lenguaje actual, estos dos cuentos serían la precuela del Inspector Dalgliesh.

El primer cuento, El misterio del muérdago refiere a un antiguo asesinato -en 1940-, cuando la protagonista tenía dieciocho años, había quedado viuda tras dos semanas de matrimonio. Una fiesta de navidad familiar es el escenario propicio para una visita y una muerte inesperadas…

Un asesinato de lo más corriente –que da nombre al libro- presenta a un peculiar personaje que contempló, sin saberlo, un asesinato. Como él se encontraba en un lugar en que no debía estar y no tenía forma de admitir su presencia allí tendrá que enfrentarse al dilema de callar o hablar.

Reconozco que tuve que hacer un esfuerzo para no ir a leer de inmediato los cuentos de Dalgliesh (tercero y cuarto del libro), pero valió la pena mantener el orden del libro.

En La herencia de la familia Boxdale, Adam Dalgliesh se enfrenta a un dilema ético familiar generado por una herencia supuestamente manchada de sangre, quien se lo plantea es su padrino quien insta a su ahijado a investigar y descubrir la verdad.

Las doce pistas de Navidad es el relato que cierra la recopilación. En este cuento Dalgliesh se encuentra una noche en la carretera a un hombre que le solicita ayuda pues su tío, que vive en una mansión algo alejada del pueblo, se ha suicidado dejando una nota. Dalgliesh le ayuda pero no se involucra hasta que la policía del pueblo le solicita su ayuda ¿Realmente fue un suicidio?

Se trata de relatos breves que deben dibujar en muy pocas líneas el escenario y los caracteres de los personajes, y eso, P-D. James lo hace con maestría; el desarrollo es vibrante, brillante y lógico.

Lo vuelvo a leer y su lectura me sigue atrapando. Se agradece la maestría!

PD: ¡¡P.D.James comenzó a escribir tardíamente en su vida, lo que siempre es un aliciente de que nunca es tarde para comenzar!!

[Reseña] El Despertar de Leviatán

ElDespertardeLeviatanEn mayo hemos recibido desde Ediciones B “El Despertar del Leviatán”, primera entrega de la saga publicada originalmente en inglés con el nombre de “The Expanse” (mismo título que lleva la adaptación a la televisión que muchos ya habrán visto), que ya va en la sexta parte, con dos libros más planeados para su publicación en el futuro.
Lo primero que hay que comentar es que, si bien es el primero de 8 libros potencialmente, esta novela es un trabajo totalmente autosostenido que se puede disfrutar plenamente sin necesidad de “engancharse” a la saga, ya que si bien el final deja abierto el paso para que continúe la historia, la conclusión del relato es lo suficientemente satisfactoria, por lo que la lectura de los libros posteriores no es esencial. Por otra parte, quienes ya hayan visto la versión de televisión puede que si queden insatisfechos con esta entrega, ya que en ella se muestran hilos argumentales y personajes que no figuran en este libro, sino que aparecerán en entregas posteriores.
“El Despertar del Leviatán” es un libro muy recomendable para lectores con diversas preferencias. Primero que nada, queremos destacar que este podría considerarse un libro de ciencia ficción dura, no sólo por respetar leyes físicas básicas (no hay sonido en el espacio, las comunicaciones no son instantáneas, las naves respetan los principios de la mecánica orbital, etc.), sino que muchos aspectos forman parte esencial de la obra: los efectos de viajar bajo regímenes de alta aceleración, los efectos sobre el cuerpo humano de vivir en baja gravedad, lo costoso de establecer ambientes habitables en lugares remotos y su fragilidad y vulnerabilidad, etc.
Al mismo tiempo, podemos leerlo bajo el enfoque de la naturaleza humana, con temas recurrentes como el de la gente común convertida en peones en juegos políticos, la xenofobia, pero sobretodo, un conflicto entre héroe y antihéroe pero con interesantes variaciones sobre estos arquetipos. Por un lado, tenemos al personaje virtuoso que siempre actuará siguiendo un estricto compás moral, pero cuyos intentos por obrar bien tendrán consecuencias catastróficas, y por el otro lado tenemos al personaje cínico y que no dudará en torcer o quebrar las reglas para lograr sus metas, que si bien son “buenas”, sus motivaciones no son muy altruistas. En este sentido, es destacable la construcción de muchos de los personajes, que en primera instancia se muestran como simples y estereotipados, pero que poco a poco se van elaborando y revelando sorpresas, y no sólo los protagonistas sino que varios de los personajes secundarios.
Finalmente, podemos decir que también encontraremos mucho de novela policial y una que otra secuencia de acción, así que como decía, este libro tiene un balance justo de diversos elementos para encantar a muchos lectores, no sólo a los que gusten de la ciencia ficción dura.
La única traba para la lectura de este libro y que no tiene que ver con la obra en sí, sino que con la versión que llega a nuestras manos, es que la traducción no es en español neutro sino que de España, por lo que al leerlo deberemos tolerar innumerables “hostias” y “gilipolleces” o palabras propias del español ibérico que no se utilizan en nuestro país.
En resumen, un mundo muy bien construido donde se desarrolla una historia muy bien contada, en que cada detalle es una pieza importante del puzzle que nos lleva al descenlace. Altamente recomendable.

[Reseña] El Problema de los Tres Cuerpos

22597g

“…Pan se convirtió en una persona muy influyente. Según él, el progreso tecnológico era una enfermedad de la sociedad. La comparaba con el vertiginoso desarrollo de la tecnología con el crecimiento de las células cancerígenas…”

Este mes Ediciones B nos trae desde muy lejos una obra revelación, que trata sobre el rol de la ciencia y los científicos en el avance (o condena) de la civilización. Publicada originalmente hace poco más de 10 años, no fue sino hasta hace un par de años en que fue traducida al inglés desde su idioma original, el chino, lo que le permitió el salto a la fama mundial y llevarse el prestigioso premio Hugo el 2015. Ahora nos llega la traducción al español, lo que nos permitirá saber qué es lo que ha cautivado a tantos seguidores de la ciencia ficción.

Una de las primeras cosas que podemos comentar es que esta obra es en muchos puntos una apuesta arriesgada y atípica. La historia transcurre en china, y si bien no se detiene tanto en las posibles diferencias culturales, sí es muy importante en el relato la historia del país en el siglo XX. Un punto asociado a éste, y que puede dificultar bastante la lectura, son los nombres de los personajes, que para los hispanohablantes nos pueden parecer muy ajenos y al mismo tiempo muy similares entre sí, por lo que puede ser muy frecuente confundir a los personajes. En ese aspecto, se agradece y se hace esencial la lista de personajes incluida al principio del libro, que al menos para mí se convirtió en referencia obligatoria cada vez que quería retomar la lectura.

Otro elemento de apuesta es que el relato no sigue un orden cronológico, sino que se nos van contando en paralelo varias historias que ocurren en distintas épocas, técnica bastante usada y que puede aportar mucho al atractivo de una obra, pero que en este caso no siempre está del todo bien lograda, por lo que por momentos el ritmo del libro se verá afectado, hilos narrativos importantes quedan abandonados por demasiado tiempo y en ocasiones hasta podrá dar la sensación de que la trama se dispersa un poco.

Finalmente, la historia se desarrolla principalmente en un tiempo demasiado cercano al presente, lo que nos llevará a un punto bastante peligroso y hasta reprochable, y es que el autor especula sobre avances científicos en áreas de gran impacto hoy en día, aun cuando no necesariamente tienen relación directa con la trama, como el consumo de alimentos transgénicos o los desastres ecológicos, por lo que es muy importante saber separar la realidad de la ficción; el peligro está en que eso podría ser difícil para alguien que no esté al tanto de los últimos avances de la ciencia, y que por lo tanto podría tomar como verdaderos algunos datos presentados en el libro. Incluso teniendo presente que el libro originalmente fue escrito en el año 2006 y que presenta varios hitos científicos como descubiertos posteriores a esa fecha, con muchos no da esa especificación, lo que hace dudar de la neutralidad y objetividad del autor; si bien gran parte de la obra se presenta bajo esa perspectiva, por momentos da para pensar que el autor sí quiere tomar un bando.

El libro en general tiene muchos elementos para ser una lectura interesante. Con algunos ecos y referencias a los grandes maestros del género, incluye también algunos elementos de novela policial, pero sin llegar a convertirse en una simple historia de “detectives en el espacio”, aunque si arrastrando varios clichés de aquel estilo, sobre todo en la construcción de algunos personajes.

Una lectura interesante que nos presentará problemas de muy amplia perspectiva pero desde un punto de vista a la vez muy personal. Nos obligará a reflexionar y a veces hasta tomar partido por alguna de las posturas opuestas presentadas. Muy recomendable, pero teniendo en cuenta los comentarios ya presentados.

[Reseña]: Cántico por Leibowitz

images“… aquella carga le partía la espalda. Era demasiado para cualquier hombre menos para Cristo. Ser maldito por una fe ya era suficiente carga. Soportar las maldiciones era posible, pero entonces ¿aceptar lo ilógico que había tras las maldiciones, lo ilógico que le hacía a uno cumplir con su deber no sólo para sí, sino para cada miembro de su raza o fe, por sus acciones al mismo tiempo que las propias?”

Una carga, una misión que cumplir, es uno de los temas centrales de esta obra. En un mundo que atraviesa una nueva Edad Oscura, como repitiendo la historia una orden monástica tomará la tarea de preservar el conocimiento de la humanidad. Sin embargo, esta vez no contarán con la simpatía ni de los poderosos ni del pueblo, por lo que muchas veces su tarea será incomprendida y hasta peligrosa.

Una vez más, gracias a Ediciones B podemos leer un clásico de la ciencia ficción. A través de tres historias, el relato nos llevará en un viaje de varios siglos, siguiendo a la humanidad desde su resurgimiento de las cenizas radioactivas de la tercera guerra mundial hacia un nuevo curso en su intento por reconstruir la civilización prácticamente desde cero. Sin embargo, se nos dará sólo una vista limitada de este proceso, poniéndonos en el punto de vista de una orden de monjes que vivirán relativamente aislados del mundo. El creador de la orden sería un científico llamado Leibowitz, que después de la guerra se convirtió en religioso y terminaría siendo mártir, condenado a la hoguera por tratar de salvar libros destinados a ser destruidos durante “La Simplificación”, una revolución que buscaba destruir todo el conocimiento, ya que se consideraba que había sido el responsable del desarrollo de las armas de destrucción masiva.

El relato nos transmite muy bien diversas emociones y situaciones del escenario donde se desarrolla la historia: la desolación y aridez de una Tierra que apenas se está recuperando de la destrucción, el miedo a un ser humano que se ha vuelto salvaje, la impotencia frente a los nuevos poderes que buscan regir el destino, el temor a la guerra nuclear y a veces incluso la desazón por una misión que por momentos parece no tener fin ni finalidad. Y es que ahí está el punto que hace que este libro sea especial; no se trata sobre alguna ciencia o tecnología específica como muchas obras de ciencia ficción, sino que del conocimiento en sí, sus potencialidades y limitaciones, su valor no sólo práctico sino también ético, pero también en ciertos casos su inutilidad: la Orden de Leibowitz se dedica a preservar no el conocimiento en sí, sino su forma física, ya que todos los que podían entender y aplicar el conocimiento murieron durante la guerra o durante la posterior “Simplificación”. Así, por mucho tiempo los monjes sólo pueden dedicarse a copiar una y otra vez a lo largo de generaciones los pocos libros y documentos que lograron rescatar de la época previa a la guerra, sin poder entender nada de lo que contiene su tesoro.

Si bien los protagonistas del libro son de una religión basada en la católica (con algunas modificaciones ficticias para adaptarla al mundo del futuro), el libro en ningún caso es una apología a dicha religión, ni es necesario ser simpatizante o siquiera conocedor de ella para poder disfrutar libro; es más, algunos de los pasajes más notables se dan cuando los protagonistas se relacionan con miembros de otras religiones o con no creyentes. El autor no tiene problemas en ocasionalmente poner manifiestamente como erróneas algunas posturas religiosas de los personajes, pero las más profundas y provocativas quedarán a juicio del lector.

Un libro de aquellos que no serán sólo para pasar el rato, sino que nos obligan a pensar y, por lo tanto, se quedan con nosotros. Esto no es ciencia ficción de aventuras espaciales, sino algo más profundo, que sin ser denso, nos hace reflexionar. Una obra claramente inspirada por los temores de la guerra fría, vuelve a hacerse vigente frente a los últimos acontecimientos internacionales.

[RESEÑA]: SABOR A MUERTE

r1lufpiEncargado de investigar los casos especiales, el comandante Adam Dalgliesh llega a la sacristía de una iglesia donde se encuentran dos cuerpos, un barón y un vagabundo. En condiciones normales, el caso se cerraría con el veredicto de asesinato y suicidio, pero Dalgliesh y su equipo buscan a un doble asesino.

La unión en la muerte de dos personas de mundos tan distintos obliga al equipo policial a introducirse en el mundo de la nobleza inglesa que se cruza con la pobreza que se vive en la parroquia donde aparecieron los cuerpos. Los pactos de silencio, la protección de los secretos familiares y políticos, los odios de clase van emergiendo lentamente sin que se avizoren los quiebres.

En un lento proceso que saca al lector de los ritmos vertiginosos y le permiten escudriñar también en como el enfrentarse a una muerte afecta la vida de los encargados de investigar, PD James nos deja meternos en la mente de Dalgliesh y su equipo, en sus conflictos internos, en sus propios roces, búsquedas y temores.

Sabor a Muerte es un libro para leer lentamente, hay que resistir las ganas de saltar páginas para llegar al final y saber quién es el asesino. Créanme, la paciencia será recompensada porque el desenlace es trepidante pero requiere de la espera. Necesita digerirse y siempre quedarán preguntas abiertas: ¿qué experiencia finalmente gatilló la presencia del barón esa noche en esa iglesia?

“Sabor a muerte” (1986) es el séptimo título de la serie Adam Dalgliesh de la escritora inglesa P.D. James (Phyllis Dorothy James White, baronesa de Holland Park). Conocedora del mundo policiaco por su trabajo en el Departamento de Criminología del Ministerio de Asuntos Exteriores inglés, P.D. James, nacida en 1920, comenzó a escribir relativamente tarde y publicó su primera obra en 1963, siendo el policía Adam Dalgliesh, su personaje más famoso.

Los y las amantes de la novela policial agradecemos una obra bien escrita, entretenida, con personajes que logran llegar a ser entrañables: Dalgliesh, Miskin y su abuela, el colorín Massingham, el pequeño Darren y su relación con la solterona de la parroquia, el padre Barnes… quien sabe por qué estuvo Sir Paul Barowne en esa iglesia… al final Dios escribe derecho sobre líneas torcidas.

[Reseña] El Rithmatista

17577gJoel vive en un mundo dividido en dos: eres rithmatista o una persona común. Con sus 16 años, Joel sueña con ser un rithmatista a pesar de que por edad ya no ha sido elegido para desempeñar tal papel.

Nuestro protagonista es un joven normal, muy infeliz y sin amigos, que asiste a Armedius, una de las escuelas más prestigiosas de este mundo donde forman a los rithmatistas. En este sentido, vive viendo cómo otros tienen la fortuna de cumplir su sueño.

Los rithmatistas son personas elegidas, que tienen mucho de magos y de guerreros, cuyos trazos  realizados con tizas pueden cobrar vida, siempre y cuando respondan a ciertos patrones, por ejemplo, crean barreras o seres llamados tizoides. Los rithmatistas se eligen a la edad de 8 años en una ceremonia religiosa (a la que sabemos que Joel no pudo asistir) y asisten a escuelas donde a ellos se les separa de sus compañeros normales, pues deben recibir educación y entrenamiento especial. Son los que gozan de mayor fama y privilegio, pero a la vez arriesgan su vida ante tizoides salvajes que nadie sabe de donde han salido, pero es una lucha que se ha llevado por años y que mantiene al mundo estable.

Esta relativa paz es interrumpida cuando comienzan a desaparecer estudiantes rithmatistas. La escuela se convierte en un espacio de investigación policial, de la que Joel logrará hacerse parte siendo ayudante del profesor Flitch, un erudito rithmatista, al que le asignan ayudar a resolver el caso.

Por otro lado, aparecerá otro personaje que alterará la vida de Joel, Melody, una energética chica quien no parece feliz de ser rithmatista y será el contrapunto de Joel en la novela, pero que también enseñara a Joel a ampliar su mundo.

Esta novela es la primera parte de una saga que promete. Tiene personajes atractivos. Melody, quien tiene mucha fe en Joel y que tiene una personalidad encantadora. Flitch, el buen profesor que rehuye de la confrontación, pero que ama la rithmática. Nalizar, un egocéntrico personaje que nos hará detestarlo, o el querido rector York, quizás el más trasngresor de todo el libro, el que quiere abrir la rithmática y terminar con este mundo dividido en dos.

Nos la pasamos muy bien con esta lectura y nos atrapó. Es interesante aprender cómo funciona la rithmática (cada capítulo tiene ilustraciones de defensas y ataques junto a explicaciones) y el libro está cargado de acción y misterio. La primera parte atrapa y, sin duda, estaremos muy atentos a la siguiente entrega.

[Reseña] Luna Nueva de Ian McDonald

8107-0278

“Si crees que el amor ha tenido algo que ver alguna vez, no tienes ni idea de cómo se deciden los matrimonios entre los Dragones. No; fue por motivos pragmáticos, políticos, dinásticos. Como siempre.” P. 213

Cuando nos entregaron el libro venía con un impreso que decía que era como Juego de Tronos, pero en la Luna. Y es que cualquier lugar “Comparado con la Luna, es un bello ángel. En la luna no hay belleza” Pp. 94.

Luna Nueva, la primera parte de Luna, es una novela con mucha acción e intriga. Nos invita a adentrarnos al complejo universo de los cinco dragones, familias que comparten y luchan por el control de la Luna.

A diferencia de otras novelas la Tierra sigue existiendo, aunque se vuelve un poco irrelevante, pues está ajena de lo que sucede en la Luna.

La Luna es la casa de muchos, pero es fría, es dura y es un encierro, quienes han nacido en la Luna jamás podrán retornar a la Tierra. En la luna hay energía, pero es el único recurso que sobra frente a todos los demás que escasean.

La familia Corta Helio es la más poderosa,  liderada por Adriana Corta, la matriarca de la familia que llegó a construir su familia desde cero y que tiene cuatro hijos: Rafael, Lucas, Ariel y Carlinhos, además está Wagner, el Corta no reconocido de la familia.

No de lejos, los  siguen los Mackenzie, los Asamoah, los Vorontsov y los Sun, de las primeras familias en habitar la Luna y que quieren recuperar su espacio primordial. No solo existen conflictos entre estas familias que funcionan casi a modo de aristocracia, sino también de quienes consideran que este tipo de organización basada en un sistema tan arcaico no debe seguir funcionando.

Todo ello empeora porque Adriana ya no puede seguir controlando todo y será entonces, el primogénito quien debe asumir responsabilidad, lo cual no agrada a Lucas –el hermano que le sigue-, ni dejará indiferente a Ariel, la hermana que ha dejado de lado las tradiciones de su familia para acercarse a un área más política. Ambos comenzarán a maquinar acciones contra su hermano, mientras se enfrentan con las otras familias de los Cinco Dragones.

El libro atrapa y ya estamos ansiosos por leer la siguiente entrega.

“Solo podía importarme lo que conocía: mi familia, mis amigos, la familia que tendría algún día. La familia es lo primero, siempre la familia” Pp. 97

[Reseña] Crimen de Autor

22032gEsta vez Ediciones B nos aleja un poco de nuestro terreno habitual, para llevarnos a un lugar más oscuro con un thriller lleno de elementos de novela negra, la primera en edición en español de Crimen de Autor, una novela del estadounidense Greg Hurwitz, publicada originalmente a fines de la década pasada.

El relato nos pondrá en los zapatos de Drew Danner, un escritor de novela negra que es acusado y juzgado de asesinar a su ex novia. Atrapado con las manos ensangrentadas y sus huellas en el arma homicida, no logra recordar nada de aquella noche debido a un tumor cerebral, lo que le permitirá ser absuelto del crimen por demencia pasajera. Pese al resultado del juicio, su conciencia no lo dejará tranquilo ¿Asesinó realmente a su ex novia? Cuando otra mujer aparece asesinada en las mismas circunstancias, se convertirá nuevamente en el principal sospechoso, situación que lo llevará a dudar de todo ¿Realmente se está volviendo loco, o acaso alguien más está tratando de inculparlo?

La frustración y el intento por descubrir la verdad lo llevarán a enfrentar la situación de la única forma que sabe hacerlo: como si fuera una de sus historias. Este elemento es el que le da uno de los atractivos al relato, ya que lo que estamos leyendo es supuestamente lo que el propio Drew Danner está escribiendo para entender mejor su propia situación y guiar su investigación. Así, es una historia que se va escribiendo a medida que ocurren los sucesos, además en muchas ocasiones se hace referencia a que el escritor compartirá el manuscrito con sus confidentes para explicar lo que le ha ocurrido, configurándose además en una extraña forma de relato en primera persona autoreflexivo, ya que lo que leemos es lo mismo que estarían leyendo los personajes de la historia.

Esta forma del relato será la que le dé obviamente sus elementos de novela negra. El libro se adhiere fielmente a las convenciones del género, como las descripciones de la ciudad y sus habitantes llenas de metáforas agrias, pero sin caer en clichés excesivos, y cuando lo hace, el autor está plenamente consciente de ello y aprovechará la ocasión para insertar un poco de humor, riéndose un poco de sí mismo y del género.

Una de las cosas que se le puede criticar es que por momentos da la sensación de perder el ritmo. Luego de un primer tercio que atrapa, uno esperaría que la tensión vaya aumentando para llevarnos al desenlace final, sin embargo, esto no ocurre durante una amplia extensión, por lo que por mucho rato estaremos con la sensación de que el relato se queda en un plateau del que no saldrá hasta acercarse bastante al final. Otro de los puntos medianamente débiles es que varios de los personajes secundarios serán bastante estereotípicos.

En resumen, una historia que intriga y entretiene, y aunque no aporta grandes novedades al género, dejará satisfechos a los que gusten de este tipo de historias.

[Reseña] El Tríptico de Dios

tripticoEste mes nos llega, de parte de Ediciones B, una novela de ciencia ficción de dos escritores españoles (Miguel Barceló y Pedro Jorge Romero) que ya habían editado una novela hace 15 años llamada “El Otoño de las Estrellas”, donde, según ellos mismos, quisieron demostrar que en España se podía escribir novelas de ciencia ficción “hard” como las inglesas. Una vez probado esto, deciden lanzar una segunda novela donde se dan el gusto de escribir lo que quieren “Tal como suele decirse, hemos escrito esa novela de aventuras  que nos gustaría leer…” (pp. 8)

Creo que esto sólo me da mayor ansiedad como lectora porque, en una época en que la industria exige producción, leer lo que el autor quiere escribir es un lujo que como lectora no quise perder.

El Tríptico de Dios es una obra escrita a cuatro manos que tiene todos los ingredientes clásicos: destrucción de la Tierra, luchas del bien y el mal, naves espaciales, agujeros negros, súper tecnología, todo situado en un futuro lejano y abstracto.

El título ya nos adelanta bastante de la obra, tanto sobre la trama y la estructura, lo que para mí le da puntaje a los autores, y es que esta novela se divide en tres parte en orden anticronológico. Creo que como lector, podemos leer desde el último capítulo al primero y que sigue siendo una obra coherente (Miguel Barceló también nos invita a hacer esto, pero como lectora leo las presentaciones cuando he terminado la obra, de manera de que no influya en mi horizonte lector).

Cada una de las partes de la obra tiene títulos sugerentes respecto a la trama y el contenido, lo que creo que es destacable .

Los personajes, en su mayoría, se hacen querer. En mi caso, sor María de la Gracia es lejos mi favorita y sin duda es de esos personajes entrañables porque en su sencillez está su fortaleza, bastante “hobbitesco”. Es para mí de los personajes el mejor logrado.

El Adversario es un antagonista merecedor del título, interesante sin ser el personaje que personalmente me parezca más atractivo, pero cumple su rol de manera correcta y le da coherencia a la totalidad de la historia.

El tiempo no es excusa, la prosa es sencilla y devoré el libro en unas horas (dividida en dos días, especialmente en el metro), es entretenida y atrapa, en cualquier orden que prefieras leerlo (como proponen los autores o de manera cronológica). Es un libro que volvería a leer, creo que tiene muchas posibilidades de claves de lectura que no se agotan en la primera lectura y que, por lo tanto, merece la pena revisar.

Reseña Las Torres del Olvido

“22 de marzo de 2057

Necesitamos una nueva vivienda. Este mes el agua ha circulado tres veces a través de la casa. Es agua de mar, salada y fría. Ahora estamos pagando la negativa de nuestros bisabuelos a admitir que el mañana llegaría en un momento u otro…”

 Este mes Ediciones B nos trae una joya de la ciencia ficción de fines de los 80, pero cuya temática lo hace estar más vigente que nunca. Escrita por el australiano George Turner y publicada originalmente en 1988, fue ganadora del premio Arthur C. Clarke y candidata al premio Nebula.

En un futuro lejano, una raza humana avanzada ha surgido de las cenizas, o más bien del lodo, de un mundo destruido por el efecto invernadero. A través de distintos hallazgos arqueológicos rescatados de ciudades sumergidas en el mar, han logrado hacerse una idea de cómo era la vida en épocas pasadas, tratando de entender cómo era lo que ellos llaman la Cultura Invernadero.

9788490702109s

Las Torres del Olvido es un libro de ciencia ficción que se sale un poco de la norma. En lugar de enfocarse en la tecnología o las condiciones globales, nos da un relato a escala muy humana. Desde un punto de vista limitado, “fugaces miradas por las angostas ventanas de las torres”, vemos cómo diversos factores afectan directamente a las personas: el clima cambiante, la segregación y discriminación social, un mercado laboral despiadado, una economía que se está viniendo abajo y un gobierno que se mantiene en un precario balance entre corrupción y eficiencia. Sin embargo, veremos que no se trata de que las personas sean víctimas de las circunstancias, un tema central de la obra es que la misma gente con su complacencia y apatía han contribuido al estado del mundo. La catástrofe no es sólo culpa de los poderosos y de los gobiernos, sino de todos.

Hay que dejar claro que acá no encontraremos mucha acción o aventura, si bien en algunas partes encontraremos tintes de suspenso policial. En cierta forma el libro se sale del esquema usual de un relato; sólo en los últimos capítulos se presentará un conflicto al que se verán enfrentados los personajes y llevarán la novela a su desenlace, el resto del libro es un relato más bien doméstico, gente adaptándose y sobreviviendo a condiciones adversas en su vida diaria. Sin embargo, esto no hace al libro menos interesante, la maestría del relato nos mantendrá atrapados, casi como si fuéramos nosotros mismos los que seguimos adelante tratando de buscar una salida.

La historia siempre está contada en primera persona, pero bajo la perspectiva de diferentes personajes, lo que le aporta gran riqueza; por ejemplo, personajes que en un principio aparecen a través de gruesas pinceladas, cobran profundidad cuando nos son presentados bajo otro punto de vista.

En conclusión, “Las Torres del Olvido” es una novela visionaria que nos lleva a valorar la situación en que vivimos y al mismo tiempo nos obliga a cuestionarnos. Desde los años 80 a la fecha, la ciencia ha avanzado bastante y también las consecuencias del efecto invernadero. Si bien hay muchas personas en posiciones de poder que siguen negando los peligros o incluso que el cambio climático siquiera exista, no podemos quedarnos esperando, la responsabilidad es de todos, pues como vamos, puede que el autor haya fallado en su predicción y que las situaciones que el libro nos plantea sucedan muchos años antes.